| ARTíCULO

Keywords

Libre circulación de las personas
Conocimiento
Ciudadanía

Abstract

Cierto es que, en el proceso de integración europea, uno de los aspectos fundamentales y decisivos fue la creación de una libre circulación de personas. Primero enfocada únicamente a aquellos sujetos económicos que se desplazaban a otro Estado miembro con la intención de ejercer una actividad profesional y, más tarde, como libre circulación de personas en sentido amplio tras la aparición de la figura de la ciudadanía de la Unión.

Esta lucha, a día de hoy, no es suficiente. Es necesario, para el progreso de la Unión Europea, una integración mucho más eficaz de la libre circulación de personas y, sobre todo, más extensa. Para ello, la Unión Europea, debe centrar su atención en la libre circulación de conocimiento y en la integración cultural.

Subscriber-only

(*) La versión española de este artículo fue corregida por Roxana Balaur.

I. Introducción

La libre circulación de las personas en el espacio comunitario es una de las más importantes realizaciones en el proceso de integración europea.

Por algunos aspectos, la medida de su éxito es que todo tipo de populismo y Euro-escepticismo (tan a la orden del día actualmente) afirma que bastaría eliminar la libertad de circulación para solucionar de manera sencilla todos los problemas que tenemos los europeos: terrorismo, crisis económica, inmigración clandestina, etc.

No obstante, la eliminación de la libre circulación no hubiera impedido los últimos atentados en Europa (en París, en Berlín, en Bruselas), cometidos por nacionales franceses, alemanes o belgas.

Y, no obstante, frente a fenómenos criminales globales, sería más eficaz una mejor coordinación de las fuerzas de policía y de los servicios de inteligencia (tanto de manera interna, a nivel estatal, como a nivel europeo), el intercambio de informaciones y la creación de agencias y de instrumentos (especialmente legislativos) continentales.

Quien propone la eliminación de la libre circulación olvida que, desde el punto de vista económico, los países europeos están estrictamente interconectados entre ellos, así que volver a poner obstáculos a la circulación significaría destruir la economía europea. Los enemigos de la integración europea no ven que cada país europeo, incluso los más económicamente poderosos, no son lo suficientemente fuertes ante la economía global o en comparación con gigantes económicos como EE.UU. o China.

Los Euro-fóbicos no tienen en cuenta que la inmigración no depende de la falta de fronteras internas, sino de las condiciones de países como Siria o de muchos países africanos. Sin una acción de la Unión en su conjunto es difícil, para un solo país incluso el más fuerte política o militarmente, solucionar problemas de terceros países. Sin considerar, obviamente, que la cantidad de inmigrantes no es suficiente para afectar la economía o la tranquilidad de un continente que permanece el más seguro y el más económicamente desarrollado (a pesar de la crisis) a nivel mundial.

La impresión es que los europeos, no solo los euro-fóbicos, se están ahogando en el clásico “vaso de agua” y están amenazando (ellos mismos más que el Daesh) sus valores y su estilo de vida.

La libre circulación del conocimiento, como se ha mencionado anteriormente, se realiza en el marco de los «programas comunitarios» [66] que, a partir de los años 50 del siglo pasado, constituyen un importante instrumento de integración [67], proporcionando los recursos concretos para realizar proyectos de cooperación transnacional en sectores como la investigación, la educación, la cultura y la colaboración en materia de justicia.

VII. Libre circulación e integración cultural

Por lo tanto, como se ha dicho, la libre circulación ha sido la protagonista de importantes cambios en la cultura jurídica.

En una primera época, la libre circulación tuvo la función de construir el mercado comunitario. El establecimiento del mercado, en el ámbito del «método funcionalista», fue la herramienta «táctica» para alcanzar objetivos más ambiciosos, como la paz en el Viejo Continente, una mejor calidad de vida de los europeos y una integración política.

Entonces, de manera paralela, se inició una segunda fase del proceso de integración que fue la individualización de los derechos de las personas no estrictamente ligados al mercado. La libre circulación se convierte en la base para reconocer la capacidad jurídica de derecho privado y los derechos fundamentales. A pesar de que aquel proceso de reconocimiento hubiera empezado bastante pronto en la jurisprudencia del Tribunal de Justicia, la formalización ocurrió con el concepto de «ciudadanía de la Unión Europea» previsto por el Tratado de Maastricht de 1992.

Durante los últimos veinte años se ha iniciado una nueva época para las libertades comunitarias.

Se ha introducido el concepto de libertad de conocimiento para alcanzar un nivel más alto: después de la integración económica y la integración de los derechos, hoy el reto es la integración «cultural».

Esa integración es cultural porque afecta a aspectos que durante mucho tiempo fueron expresión de la «identidad nacional», como la investigación y la educación y que actualmente tienen que ser considerados parte de la dimensión europea.

Además, la libertad de conocimiento requiere una integración cultural por la simple razón de que no se puede basar solamente en reconocimiento formal de los derechos subjetivos. Para implementar el nuevo modelo de integración, las personas y los bienes tienen que, efectivamente, circular para producir, compartir e intercambiar conocimientos.

Finalmente, una aplicación extensa de la Europa de los derechos a los ciudadanos de terceros países, serviría para solucionar muchos de los problemas que surgen con la inmigración. Más que la xenofobia histérica tan de moda hoy en día en Europa.

La libertad de circulación no ha acabado con su importante y revolucionaria función de haber realizado la solidaridad de hecho (como dice la Declaración de Robert Schuman del 9 de mayo de 1950) que ha mantenido la paz en Europa, garantizando la integración y la construcción de una identidad europea [68], que son el único antídoto en contra del populismo, del nacionalismo y, en definitiva, en contra de la guerra.

A través de la libre circulación, las personas tienen derechos propios, no están bajo el exclusivo control de un Estado, aprenden a no considerar a los demás como enemigos, se sienten parte de un destino común.

Como recuerda VARGAS LLOSA, sin eufemismos: «Ingrediente central del populismo es el nacionalismo, la fuente, después de la religión, de las guerras más mortíferas que haya padecido la humanidad» [69].

No hay duda, puesto que Europa ya ha conocido, antes de la integración, épocas caracterizadas por el nacionalismo: en ausencia de la libertad de movimiento, nuestro continente sería más pobre, egoísta, con menos derechos, menos dinámico culturalmente, menos libre y, sobre todo, condenado a regresar a un pasado muy oscuro, donde todos los europeos eran extranjeros en su propia casa.

Notas:

[1] TJUE, Van Gend en Loos / Administratie der Belastingen, 5 de febrero de 1963 (26-62, Rec. 1963, p. 3).

[2] TJUE, Flaminio Costa / E.N.E.L., 15 de julio 1964 (6/64, Rec. 1964, p. 1.141).

[3] Véase sobre todo PIZZOLO, Calogero (2010), Derecho e integración regional, Ediar, Buenos Aires.

[4] Véase TJUE, Royer, 8 de abril de 1976 (48/75, Rec. 1976, p. 497).

[5] Véase TJUE, Levin, 23 de marzo de 1982 (53/81, Rec. 1985, p. 1.035).

[6] Entre otras, TJUE, Lawrie-Blum, 3 de julio de 1986 (66/85, Rec. 1986, p. 2.121, párr. 16 y 17); Id., Bernini, 26 de febrero de 1992 (C-3/90, Rec. 1992, I-1.071); Id., Trojani, 7 de septiembre de 2004 (C-456/02, Rec. 2004, p. I-7.573, párr. 15).

[7] TJUE, Nani Givane e aaltri/Secretary of State for the Home Department, 9 de enero de 2003 (C-257/00, Rec. 2003, p. I-345).

[8] TJUE, Baumbast y R/ Secretary of State for the Home Department, 17 de septiembre de 2002 (C-413/99, Rec. 2002, p. I-7.091).

[9] Véase TJUE, Calfa, 19 de enero de 1999 (C-348/96, Rec.1999, p. I-11); Id. Cowan, 2 de febrero de 1989 (186/87, Rec. 1989, p. 195, apartado 15).

[10] TJUE, Stauder, 12 de noviembre de 1969 (C-29/69, Rec. 1969, p. 419).

[11] Véase, por ejemplo, TJUE, Vereinigte Familiapress Zeitungsverlags – und vertriebs GmbH / Bauer Verlag, 26 de junio de 1997, (C-368/95, Rec. 1997, p. I-3.689).

[12] Véase entre otras, Tribunal de Primera Instancia, N / Comisión, 15 de mayo de 1997 (T-273/94, Rec. 1997, p. II-289, véase párrafos 68, 71-74).

[13] MOLINA DEL POZO, Carlos Francisco; JIMÉNEZ CARRERO, Jorge Antonio (2013), “Adhesión de la Unión Europea al CEDH”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (coord.) Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ob. cit., pp. 33 y ss.

[14] FIERRO, Elena, “Legal Basis and Scope of the Human Rights Clauses in EC Bilateral Agreements: Any Room for Positive Interpretation?”, European Law Journal, Vol. 7, n.° 1, marzo de 2001, pp. 41-68.

[15] Véase la sentencia Trojani, cit.

[16] Véase en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (2013), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ob.cit., las voces «Status», por Guido ALPA (pp. 649 y ss.) y «Status en el Derecho de la Unión Europea», por Valentina COLCELLI (p. 653 y ss.).

[17] POIARES MADURO, Miguel (1998), We The Court: The European Court of Justice and the European Economic Constitution, Hart and Publishing, Portland, p. 166.

[18] TJUE, Grzelczk, 20 de septiembre de 2011 (C-184/99, Rec. 2011, p. I-6.193, 31); Id. Baumbast y R., 17 de septiembre de 2002 (C-413/99, Rec. 2002, p. I-7091, párr. 82).

[19] TJUE, D’Hoop, 11 de julio de 2002 (C-224/98, Rec. 2002, p. I-6.191, apartado 28); Id. Rüffler, 23 de abril de 2009 (C-544/07, Rec. 2009, p. I-3.389, apartado 62); Id. Lucy Stewart v. Secretary of State for Work and Pensions, 21 de julio de 2011 (C-503/09, Rec. 2011, p. I-6.497).

[20] TJUE, Shirley McCarthy, 5 de mayo de 2011 (C-434/09, Rec. 2011, p. I-3.375); Id. Garcia Avello, 2 de mayo de 2003 (C-148/02, Rec. 2003, p. I-11.613).

[21] TJUE, Lucy Stewart/Secretary of State for Work and Pensions, 21 de julio de 2011 (C-503/09, cit., apartados 83 y 84).

[22] BALIBAR, Étienne (1996), “La forma Nazione: Storia e Ideologia” en Balibar, Étienne y Wallerstein, Immanuel, Razza nazione classe. Le identità ambigue, trad. italiana de Race nation classe. Les identités ambigües, Roma; HOBSBAWM, Eric J. (2002), Nazioni e nazionalismi dal 1780. Programma, mito, realtà, trad. italiana, Einaudi, Torino.

[23] RIFKIN, Jeremy (2005), The European Dream. How the Europe’s Vision of the Future is Quietly Eclipsing the American Dream, New York.

[24] BALIBAR, Étienne (2001), Nous, citoyens d’Europe? Les frontières, l’état, le peuple, La Découverte, Paris, espec. El ensayo Europe difficile: les chantiers de la démocratie, pp. 286 y ss.

[25] ALPA, Guido (2013), “Status”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (coord.), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ob. cit., pp. 649 y ss.; véase también, COLCELLI, Valentina (2013), “Status en el Derecho de la Unión Europea”, en Álvarez Ledesma, Mario I.y Cippitani, Roberto (coord.), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ob. cit., pp. 653 y ss.

[26] Cfr. las conclusiones del Abogado general Niilo Jääskinen de 15 de julio de 2010, en el asunto C‑147/08, Jürgen Römer/Freie und Hansestadt Hamburg, apartado 69 y ss.

[27] TJUE, Comisión/España, 14 de abril de 2005 (C-157/03, Rec. 2005, p. I-2.911, apartado 26).

[28] Cfr. TJUE, Casagrande / Landeshauptstadt München, 3 de julio de 1974 (9/74, Rec. 1974, p. 773).

[29] TJUE, Hristo Byankov/ Glaven sekretar na Ministerstvo na vatreshnite raboti, 4 de octubre de 2012 (C-249/11, apartado 40, todavía no publicada); cfr. también TJUE, Jipa, 10 de julio de 2008 (C-33/07, Rec. 2008, p. I-5.157, apartado 23); Id., Gaydarov, 17 de noviembre de 2011 (C-430/10, Rec. 2011, p. I-11.637, apartado 33). Sobre las limitaciones a la libre circulación véase especialmente PIZZOLO, Calogero (2013), “Libre Circulación de Personas: Alcance y Límites”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (coord.), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ob.cit.

[30] TJUE, Grunkin y Paul, 14 de octubre de 2008 (C-353/06, Rec. 2008, p. I-7.639, párr. 38). En TJUE, Ilonka Sayn-Wittgenstein/Landeshauptmann von Wien, 22 de diciembre de 2010 (C-208/09, Rec. 2010, p. I-13.693), se considera justificada por razones de orden público el desconocimiento de un titulo aristocrático de otro Estado miembro (puntos 93-95).

[31] El apellido se refiere a el status de las personas, según el Abogado general Eleanor Sharpston en las conclusiones del 24 de abril de 2008, en el asunto C-353/06, Grunkin y Paul, apartado 93.

[32] CIPPITANI, Roberto (2013), “Las relaciones familiares en el espacio jurídico europeo”, Revista Electrónica de la Cátedra Jean Monnet de La Facultad De Derecho de La Universidad De Buenos Aires, pp. 79-99.

[33] Véase, entre los demás, la Directiva 2009/50/CE, relativa a las condiciones de entrada y residencia de nacionales de terceros países para fines de empleo altamente cualificado; la Directiva 2011/98/UE relativa al permiso único de residencia. La Directiva 2014/36/UE, adoptada en febrero de 2014, regula las condiciones de entrada y estancia de nacionales de terceros países para fines de empleo como trabajadores temporeros; la Directiva 2014/66/UE relativa a las condiciones de entrada y residencia de nacionales de terceros países en el marco de traslados intraempresariales; la Directiva (UE) 2016/801 relativa a los requisitos de entrada y residencia de los nacionales de países terceros con fines de investigación, estudios, prácticas, voluntariado, programas de intercambio de alumnos o proyectos educativos y colocación au pair; la Directiva 2003/109/CE del Consejo, modificada en 2011 con el fin de extender su ámbito de aplicación a los refugiados y otros beneficiarios de protección internacional.

[34] Véase TJUE, Elestina Esselina Christina Morson/Staat der Nederlanden et Hoofd van de Plaatselijke Politie in de zin van de Vreemdelingenwet; Sewradjie Jhanjan/ Staat der Nederlanden, 27 de octubre de 1982 (35 y 36/82, Rec. 1982, p. 3.723).

[35] Véase TJUE, Petit / Office national des pensions, 22 de septiembre de 1992 (C-153/91, Rec. 1992, p. I-4.973); véase también TJUE, Koua Poirrez / Caisse d’allocations familiales de la Seine-Saint-Denis, 16 de diciembre 1992 (C-206/91, Rec. 1992, p. I-6.685).

[36] TJUE, Land Nordrhein-Westfalen / Uecker et Jacquet / Land Nordrhein-Westfalen, 5 de junio de 1997 (C-64/96 y C-65/96, Rec. 1997, p. I-3.171, apartado 23).

[37] TJUE, Ruiz Zambrano, 8 de marzo de 2011 (C-34/09, Rec. 2011, p. I-1.177).

[38] Conclusiones de la Abogado General Eleanor Sharpston presentadas el 30 de septiembre de 2010, párrafo 77.

[39] TJUE, Garcia Avello, 2 de octubre de 2003 (C-148/02, Rec. 2003, p. I-11.613).

[40] TJUE, Zhu y Chen, 19 de octubre de 2004 (C-200/02, Rec. 2004, p. I-9.925).

[41] TJUE, Rottmann, 2 de marzo de 2010 (C-135/08, Rec. 2010, p. I-1.449).

[42] Por lo que se refiere al concepto de «miembro de la familia» relevante para la aplicación de la Directiva, el artículo 2 establece que es a) el cónyuge; b) la pareja con la que el ciudadano de la Unión ha celebrado una unión registrada; c) los descendientes directos menores de 21 años o a cargo y los del cónyuge o de la pareja; d) los ascendientes directos a cargo y de los del cónyuge o de la pareja.

[43] PIZZOLO, Calogero (2015), “The relevance of freedom of movement of EU citizens for the emergence of subjective legal situations in the EU”, en Arnold, Rainar y Colcelli, Valentina, Private law instruments as way of EU regional integration, Universitaetsverlag Regensburg, Regensburg.

[44] TJUE, McCarthy, 5 de mayo de 2011 (C-434/09, Rec. 2011, p. I-3.375).

[45] TJUE, Dereci y otr., 15 de noviembre de 2011 (C-256-11, Rec. 2011, p. I-11.315).

[46] TJUE, Ymeraga, 8 de mayo de 2013 (C‑87/12, todavía no publicada, apartado 39).

[47] MOLINA DEL POZO, Carlos Francisco, (2013), “La ciudadanía europea como elemento esencial y experiencia para el desarrollo de los procesos de integración: ampliación de su regulación en el marco de la Unión Europea, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (edición), Derechos Individuales e Integración regional (Antología), ISEG, Roma-Perugia-México.

[48] Para tener un panorama general, véase. ADUNMO, Keji Alex (2011), “The European Research Area (ERA): science, knowledge, research and innovation”, Diritto e processo, pp. 5 y ss. (también en www.rivistadirittoeprocesso.eu); CIPPITANI, Roberto (2013), “Sociedad del conocimiento”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (coord.), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ob. cit., pp. 624 y ss. En el ámbito específico de cómo la «Sociedad del conocimiento» puede influir en la interpretación y aplicación del derecho, véanse los artículos SOSA MORATO, Beatriz Eugenia (2012), “Un humanista ante el umbral de la Sociedad del Conocimiento. Un esfuerzo por comprenderla”; COLCELLI, Valentina (2012), “El ‘conocimiento’ en la tradición del derecho privado europeo”; CIPPITANI, Roberto (2012), “El Derecho privado de la Unión Europea desde la perspectiva de la Sociedad del Conocimiento”; ÁLVAREZ LEDESMA, Mario. I. (2012), “Sucintas reflexiones en torno al derecho de la sociedad del conocimiento”, en Cippitani, Roberto (ed.), El Derecho de la Sociedad del Conocimiento, ISEG, Roma-Perugia.

[49] Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, «Mejores carreras y más movilidad: una asociación para los investigadores», COM (2008) 317 final, 23 de mayo de 2008.

[50] Por el concepto de «Espacio Europo de la Investigación», vid. ADUNMO, Keji Alex (2012), “The European Research Area (ERA): Science, Knowledge, Research & Innovation. Towards Europe 2020”, en Cippitani, Roberto (coord.), Società della Conoscenza e Cultura dell’Integrazione, ISEG, Roma-Perugia, pp. 475-506.

[51] Comunicación de la Comisión, «Hacia un espacio europeo de investigación», COM (2000) 6, 18 de enero de 2000.

[52] Comunicación de la Comisión, «Para una Europa del conocimiento», COM (97) 563, 12 de noviembre de 1997, Parte I. Sobre los aspectos legales del Espacio Europeo de la Educación Superior, CIPPITANI, Roberto y GATT, Suzanne (2009), “Legal Developments and Problems of the Bologna Process within the European Higher Education Area and European Integration”, Higher Education in Europe, Vol. 34, Issue 3-4, pp. 385-397.

[53] V. TJUE, Lawrie-Blum, 3 julio 1986 (66/85, Rec. 1986, p. 2.121, par. 19); Id. Bernini, 26 de febrero de 1992 (C-3/90, Rec. 1992, p. I-1.071, p. 15); Id., Kranemann, 17 de marzo de 2005 (C-109/04, Rec. 2005, p. I-2.421, apartados 15 y 16).

[54] V. TJUE, Gravier / Ville de Liège, 13 de febrero de 1985 (293/83, Rec. 1985, p. 593); Id., Blaizot/Université de Liège y otros, 2 de febrero de 1988 (24/86, Rec. 1988, p. 379).

[55] Sobre todo v. el Consejo europeo de primavera de 2002, y en particular el párrafo 33 de las Conclusiones de la Presidencia.

[56] Por ejemplo v. la comunicación de la Comisión, «Mejores carreras y más movilidad: una asociación para los investigadores», cit.

[57] Véase, por ejemplo, la Comunicación, «Construcción del Espacio Europeo de la Investigación al servicio del crecimiento» – COM (2005) 118 final, 6 de abril de 2005.

[58] V. Report from the High Level Group chaired by Wim Kok, Facing the Challenge, the Lisbon Strategy for Growth y Employment, noviembre de 2004.

[59] Como afirma, por ejemplo, la Comunicación, «Mejores carreras y más movilidad: una asociación para los investigadores», cit., «La formación de muchos investigadores sigue un modelo académico tradicional, que no les prepara para las necesidades de la economía moderna basada en el conocimiento, donde las conexiones entre las empresas y las instituciones públicas de investigación son cada vez más decisivas».

[60] Comunicación, «Revisar la política comunitaria de innovación en un mundo cambiante», cit.

[61] Ibídem.

[62] TJUE, Raccanelli, 17 de julio de 2008 (C-94/07, Rec. 2008, p. I-5.939 – que se refiere al sistema social que se aplica a los doctorandos); TJUE, Österreichischer Gewerkschaftsbund, 30 de noviembre de 2000 (C-195/98, Rec. 2000, p. I-10.497); TJUE, Comisión/Italia, 26 de junio de 2001 (C-212/99, Rec. 2001, p. I-4.923); TJUE, Pilar Allué y Carmel Mary Coonan y otros/ Universita degli Studi di Venezia y Università degli Studi di Parma, 2 de agosto de 1993 (C-259/91, C-331/91 y C-332/91, Rec. 1993, p. I-4.309).

[63] V. como ejemplo: TJUE, Comisión/Luxemburg, 2 de julio de 1996 (C-473/93, Rec. 1996, p. I-3.207); TJUE, Comisión / Grecia, 2 de julio de 1996 (C-290/94, Rec. 1996, p. I-3.285).

[64] V. TJUE, Comisión/Italia, 16 de junio de 1987 (225/85, Rec. 1987, p. 2.625).

[65] Véase el artículo 18, párrafo 5, del Reglamento (UE) n.° 1291/2013 del Parlamento europeo y del Consejo de 11 de diciembre de 2013 que establece el programa «Horizonte» y el artículo 32.1 del Grant Agreement «Obligation to take measures to implement the European Charter for Researchers and Code of Conduct for the Recruitment of Researchers» que establece que « The beneficiaries must take all measures to implement the principles set out in the Commission Recommendation on the European Charter for Researchers and the Code of Conduct for the Recruitment of Researchers, in particular regarding: working conditions; transparent recruitment processes based on merit, and career development. The beneficiaries must ensure that researchers and third parties involved in the action are aware of them». Las sanciones (contractuales y administrativas) en caso de incumplimiento de la disposición son las previstas en la sección 6 del mismo contrato (artículo 42 y ss.).

[66] Véase la definición de programa contenida en el Reglamento (CE) n.° 58/2003 del Consejo de 19 de diciembre de 2002 por el que se establece el estatuto de las agencias ejecutivas encargadas de determinadas tareas de gestión de los programas comunitarios. Véase también CIPPITANI, Roberto (2007), “I contratti per l’attuazione dei programmi comunitari”, en Palazzo, Antonio y Sassi Andrea (ed.), Diritto privato del mercato, Roma – Perugia, pp. 577 y ss.

[67] Cfr. CASTALDI, G. (1998), “Sovvenzioni, incentivi e finanziamenti pubblici”, Dig. disc. priv., Sez. comm., XV, Torino, pp. 84 y ss., spec. pp. 95 y ss.; PADOIN, Paolo (1989), I finanziamenti delle Comunità Europee. Organismi, competenze, procedure, destinatari, utilizzazioni, Roma. Sobre los programas en ámbito de la investigación y de la educación véase CIPPITANI, Roberto (2005), “L’Europa della conoscenza (la ricerca e l’educazione al centro della costruzione comunitaria”, en Sediari, Tommaso. Cultura dell’integrazione europea, Torino, p. 81 y ss.; PÉPIN Luce et al. (2006), Histoire de la coopération européenne dans le domaine de l’éducation et de la formation, Lussemburgo-Bruxelles; GUZZETTI, Luca (1995), Breve storia della politica della ricerca dell’Unione Europea, Lussemburgo-Bruxelles; MULLIN, James (2001), “Évolution des modes de financement de la recherche (1960-2000)”, Revue internationale des sciences sociales, 2001/2 n° 168, pp. 269 y ss.

[68] HABERMAS, Jürgen (2007), “La creazione di una identità europea è necessaria e possibile?”, en Habermas, Jürgen, L’Occidente diviso, Bari-Roma.

[69] VARGAS LLOSA, Mario (2017), El nuevo enemigo. El comunismo se ha convertido en una ideología residual. Ahora la amenaza es el populismo, que ataca por igual a países desarrollados y atrasados, El País, 5 de marzo de 2017.

Bibliografía:

  • ADUNMO, Keji Alex (2011), “The European Research Area (ERA): science, knowledge, research and innovation”, Diritto e processo, n.° 6/2010, Perugia, Italia, pp. 5 y ss.
  • ADUNMO, Keji Alex (2012), “The European Research Area (ERA): Science, Knowledge, Research & Innovation. Towards Europe 2020”, en Cippitani, Roberto (coord), Società della Conoscenza e Cultura dell’Integrazione, ISEG, Roma-Perugia, pp. 475 y ss.
  • ALPA, Guido (2013), “Status”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (coord.), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ISEG, Roma-Perugia-Mexico, pp. 649 y ss.
  • ÁLVAREZ LEDESMA, Mario I. (2012), “Sucintas reflexiones en torno al derecho de la sociedad del conocimiento”, en Cippitani, Roberto (ed.), El Derecho de la Sociedad del Conocimiento, Roma-Perugia: ISEG, pp. 149 y ss.
  • ÁLVAREZ LEDESMA, Mario I. y CIPPITANI, Roberto (2013), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ISEG, Roma-Perugia-Mexico, 700 p.
  • BALIBAR, Étienne (1996), “La forma Nazione: Storia e Ideologia”, en Balibar, Étienne y Wallerstein, Immanuel, Razza nazione classe. Le identità ambigue, trad. italiana de Race nation classe. Les identités ambigües, Roma, pp. 117 y ss.
  • BALIBAR, Étienne (2001), Nous, citoyens d’Europe? Les frontières, l’état, le peuple, La Découverte, Paris, espec. El ensayo Europe difficile: les chantiers de la démocratie
  • CASTALDI, G. (1998), “Sovvenzioni, incentivi e finanziamenti pubblici”, Dig. disc. priv., Sez. comm., XV, Torino, pp. 84 y ss.
  • CIPPITANI, Roberto (2005), “L’Europa della conoscenza (la ricerca e l’educazione al centro della costruzione comunitaria)”, en Sediari, Tommaso, Cultura dell’integrazione europea, Torino, pp. 81 y ss.
  • CIPPITANI, Roberto y GATT, Suzanne (2009), “Legal Developments and Problems of the Bologna Process within the European Higher Education Area and European Integration”, Higher Education in Europe, Vol. 34, Issue 3-4, pp. 385 y ss.
  • CIPPITANI, Roberto (2012), “El Derecho privado de la Unión Europea desde la perspectiva de la Sociedad del Conocimiento”, en Cippitani, Roberto (ed.), El derecho en la sociedad del conocimiento, ISEG, Roma-Perugia, pp. 117 y ss.
  • CIPPITANI, Roberto (2013), “Las relaciones familiares en el espacio jurídico europeo”, Revista Electrónica de la Cátedra Jean Monnet de La Facultad De Derecho de La Universidad De Buenos Aires, pp. 79 y ss.
  • CIPPITANI, Roberto (2013), “Sociedad del conocimiento”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (coord.), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ISEG, Roma-Perugia-Mexico, pp. 624 y ss.
  • COLCELLI, Valentina (2012), “El «conocimiento» en la tradición del derecho privado europeo”, en Cippitani, Roberto (ed.), El derecho en la sociedad del conocimiento, ISEG, Roma-Perugia, pp. 77 y ss.
  • COLCELLI, Valentina (2013), “Status en el Derecho de la Unión Europea”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (coord.), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ISEG, Roma-Perugia-Mexico, pp. 653 y ss.
  • FIERRO, Elena (2001), “Legal Basis and Scope of the Human Rights Clauses in EC Bilateral Agreements: Any Room for Positive Interpretation?”, European Law Journal, Vol. 7, n° 1, marzo de 2001, pp. 41 y ss.
  • GUZZETTI, Luca (1995), Breve storia della politica della ricerca dell’Unione Europea, Lussemburgo-Bruxelles, 238 p.
  • HABERMAS, Jürgen (2007), “La creazione di una identità europea è necessaria e possibile?”, en Habermas, Jürgen, L’Occidente diviso, Bari-Roma, pp. 53 y ss.
  • HOBSBAWM, Eric (2002), Nazioni e nazionalismi dal 1780. Programma, mito, realtà, trad. italiana, Einaudi, Torino, 239 p.
  • MOLINA DEL POZO, Carlos Francisco (2013), “La ciudadanía europea como elemento esencial y experiencia para el desarrollo de los procesos de integración: ampliación de su regulación en el marco de la Unión Europea”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (ed.), Derechos Individuales e Integración regional (Antología), ISEG, Roma-Perugia-México, pp. 167
  • MOLINA DEL POZO, Carlos Francisco, JIMENEZ CARRERO, Jorge Antonio (2013), “Adhesión de la Unión Europea al CEDH”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (coord.), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ISEG, Roma-Perugia-Mexico, pp. 33 y ss.
  • MULLIN, James (2001), “Évolution des modes de financement de la recherche (1960-2000)”, Revue internationale des sciences sociales, 2001/2, n° 168, pp. 269 y ss.
  • PADOIN, Paolo (1989), I finanziamenti delle Comunità Europee. Organismi, competenze, procedure, destinatari, utilizzazioni, Carocci, Roma, 176 p.
  • PEPIN Luce et al. (2006), Histoire de la coopération européenne dans le domaine de l’éducation et de la formation, Lussemburgo-Bruxelles, 338 p.
  • PIZZOLO, Calogero (2010), Derecho e integración regional, EDIAR, Buenos Aires, 1192 p.
  • PIZZOLO, Calogero (2013), “Libre Circulación de Personas: Alcance y Límites”, en Álvarez Ledesma, Mario I. y Cippitani, Roberto (coord.), Diccionario analítico de Derechos humanos e integración jurídica, ISEG, Roma-Perugia-Mexico, pp. 406 y ss.
  • PIZZOLO, Calogero (2015), “The relevance of freedom of movement of EU citizens for the emergence of subjective legal situations in the EU”, en Arnold, Rainar y Colcelli, Valentina, Private law instruments as way of EU regional integration, Universitaetsverlag, Regensburg, pp. 17 y ss.
  • POIARES MADURO, Miguel (1998), We The Court: The European Court of Justice and the European Economic Constitution, Hart and Publishing, Portland, 208 p.
  • RIFKIN, Jeremy (2005), The European Dream. How the Europe’s Vision of the Future is Quietly Eclipsing the American Dream, New York, 400 p.
  • SOSA MORATO, Beatriz Eugenia (2012), “Un humanista ante el umbral de la Sociedad del Conocimiento. Un esfuerzo por comprenderla” en Cippitani, Roberto (ed.), El derecho en la sociedad del conocimiento, ISEG, Roma-Perugia, pp. 13 y ss.
  • VARGAS LLOSA, Mario (2017), El nuevo enemigo. El comunismo se ha convertido en una ideología residual. Ahora la amenaza es el populismo, que ataca por igual a países desarrollados y atrasados, en El País, 5 de marzo de 2017